Apple avanza siguiendo a su corazón

El evento especial de Apple realizado en el día de ayer comenzó rememorando a Steve
Jobs, haciendo gala del nombre del teatro en el que transcurrió la presentación, las
propias palabras de Tim Cook (actual CEO de Apple) lo dejaban bien claro: “Debió de
ser Steve el que mostrara al mundo las nuevas instalaciones”. Jobs ha servido de
ejemplo e inspiración para miles de personas en el mundo que se atreven al cambio y al
abandono de su rutina para emprender nuevos caminos. El principal fundador de Apple
cambió la forma en que nos comunicamos, en que amamos a nuestros productos, dejó
un mundo mejor en el que millones de desarrolladores transforman para bien las vidas de
ciudadanos de todo el mundo. Analizar su trayectoria de vida, las altas y bajas de su
surgimiento y transcurso por varias épocas de la tecnología nos hacen sentir que con
anhelo se guardó el momento de homenaje por varios años. Hoy, como dijera Tim Cook
luego de presentar los nuevos productos, Steve “estaría orgulloso de lo nuevo que
se ha creado”.

El compromiso con los inmigrantes pareció estar presente cuando se escuchaba
“dreamers” en la música de fondo, también la entrega por proteger el medio ambiente;
el Apple Park ha sido presentado como un entrono verde que convive con la
naturaleza, bien como se mencionó: resultó de la transformación de mucho asfalto en
vegetación. El diseño, que mes tras mes apreciamos a golpe de grabaciones por drones
de aficionados ahora destella las nuevas luces de los retoques de los de las fotografías
oficiales.

Apple ha dedicado esta vez tiempo para las donaciones de handInHand, destinadas a
apoyar la recuperación de los huracanes que han azotado a algunas de nuestras islas del
Caribe. Este soporte es uno más que habla de los valores no materiales de quienes más
allá de beneficios netos construyen una empresa que realmente mejore las condiciones
de vida de otros menos favorecidos. Apple además se suma a otras campañas por
pandemias, desastres naturales de cualquier tipo e incluso apoyo a la
educación.

Las tiendas de Apple, que desde hace un tiempo se pretende no llamarles más por
tiendas, y con toda razón, ofrecen un producto completo que va más allá de los propios
dispositivos en sí. Cada nueva construcción, considera el intercambio con los lugares
públicos como el empleo del área de plazas céntricas. Con las actividades de “Hoy en
Apple” y sus sesiones con artistas locales; pudiera haber llegado la sustitución
definitiva del Apple Music Festival; movimiento que hizo sonar la música durante
toda una década en varios países del mundo. Otro tipo de actividades gratuitas son las
impartidas por los profesores, que comparten sesiones de código para todas las edades,
y la creación de contenidos y arte mostrando las bondades del mundo digital
más allá del frío entorno del surgimiento de cada tecnología.

Los nuevos emplazamientos de Apple no solo lucen deslumbrantes, sino que también son
mucho más estratégicos, ahora las plazas al aire libre, antiguas bibliotecas
transformadas en conocimiento digital; mucho más accesible y dinámico. Los
edificios antiguos de las emblemáticas ciudades conservan su entorno, convergen
entonces nuevas tecnologías y los valores históricos y patrimoniales de la
humanidad. Mantener los recuerdos no ha sido solo en el apartado de la aplicación de
Fotos, también en las buenas intenciones de Apple que no olvida sus raíces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*