Apple nunca descontinuaría el iPhone X

El iPhone X ha sido anunciado como el futuro de los teléfonos inteligentes, ha dejado atrás la muy acertada e icónica línea de diseño del iphone durante 10 años. Ahora la web, intentando buscar visitas y los ingresos que ello significa, utilizan los más dramáticos titulares, y cuando se trata de Apple una gota de agua puede ser la misma lluvia.

Cuando Ming-Chi Kuo de KGI Securities escribe una nota de investigación, no son solo sus clientes los que obtienen los resultados, la comunidad tecnológica también lo hace, debido a su trayectoria extraña con las predicciones de Apple que resultan cierto acertadas en gran parte. Sin embargo, una nota reciente de su hijo generó una serie de titulares no muy positivos. Dependiendo de a quién lees, el iPhone X podría ser eliminado, asesinado o cancelado repentinamente, como si Apple, totalmente desilusionado por ventas teóricamente mediocres, simplemente decidiera dejarlo.

Estos titulares son indiscriminadamente sensacionales, pero hablan de una realidad de mercado enraizada en la racionalidad. Aparte de un puñado de estimaciones de analistas, no sabemos cuántos iPhone Xs vendió Apple. La compañía no divide las ventas según el modelo de iPhone, aunque aprenderemos más sobre las ventas totales de iPhone en su informe de ganancias este 1ro de febrero. El consenso general es que las ventas de X, aunque no fueron terribles, no alcanzaron las expectativas. Pongamos a un lado estos pronósticos de ventas: lo hecho, hecho está. Si Apple suspende el iPhone X existente, tendrá más que ver con las ventas futuras que con las anteriores, pues se realizaría al presentarse su renovación.

Kuo, quien es aclamado como el mejor analista de Apple, ha estado diciendo durante meses que Apple revisará su línea de iPhone en 2018 con un trío de dispositivos similares al iPhone X, con pantallas expansivas y esas muescas reveladoras para Face ID. En el extremo superior, Kuo predice que Apple lanzará una especie de iPhone X Plus, con una pantalla OLED de 6,5 pulgadas y un cuerpo de acero inoxidable. El extremo inferior debería estar bien cuidado por un nuevo iPhone similar a X con una pantalla LCD de 6.1 pulgadas más barato, una sola cámara y (en un giro extraño) la pérdida del 3D Touch (lo cual desde AppleInclusive no creemos a menos que se presente su evolución). Mientras tanto, justo en el medio del paquete se encuentra un tipo de iPhone X8 revestido de acero con 5,8 pulgadas.

Pero esta es la cuestión: según una nota de investigación más reciente de Kuo, se espera que ese hipotético iPhone de bajo costo se venda entre $ 750 y $ 800 sin contrato. Teniendo en cuenta que Apple generalmente sigue vendiendo iPhones existentes a precios reducidos después de que se lanzan nuevos modelos, no es difícil ver cómo un iPhone X con descuento podría afectar las ventas del nuevo modelo de LCD de Apple.

Basado en lo poco que sabemos sobre el iPhone de 6.1 pulgadas, es un poco menos ambicioso en todos los sentidos (salvo quizás por su tamaño). Eso lógicamente significa que es más barato de hacer, y no es difícil imaginar que Apple vería mayores márgenes. Dada la opción entre ganar algo de dinero con cada iPhone X original vendido y potencialmente ganar más dinero con una gran unidad de X ”baratos”, tratar al modelo actual como un cordero de sacrificio pudiera evitarse si se bajara su costo. Apple sabrá por qué toma esa decisión. Y tener un iPhone grande y relativamente económico con una pantalla de borde a borde podría ser de gran ayuda para Apple en China, donde la compañía enfrenta una intensa presión de rivales locales que han demostrado ser capaces de construir teléfonos inteligentes de alta potencia con un precio económico.

Ah, y no olvidemos que Apple solo hace esto a veces. Cuando llegó el momento de crear una línea luego del iPhone 5, la compañía construyó los 5S y reemplazó el iPhone 5 existente con el fantástico iPhone 5c de plástico. La gente iba a comprar un iPhone de bajo costo ese año de todos modos, y aunque nadie realmente amaba con locura el 5C pues era el primer intento de abratar costes, la idea aún tiene mérito, suponiendo que el hardware se fabrica muy bien.

Así que sí, el iPhone X estará muerto en el sentido de que (probablemente) no podrá comprar el modelo del año pasado una vez que lleguen los sustitutos. Ese es el punto: Independientemente de si se vendió tan rápido o tan bien como Apple esperaba, el iPhone X hizo su trabajo (hoy lo sigue haciendo). Le mostró a la gente lo que podría ser el iPhone, hacia dónde van las cosas. Queda por ver si la estrategia de Apple finalmente tiene éxito, pero si lo hace, poner el primer iPhone X a dormir puede ser un pequeño precio a pagar. ¿Cuántos Apple Watch de aluminio representaron los Apple Watch Edition de oro que fueron vendidos antes de descontinuarse y presentarse sus sucesores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*